experiencias Avancar

¿Cuánta diversión o trabajo puedes llegar a tener en un par de horas?

Es difícil reservar un BMW, un MINI, un híbrido, un Volvo, un camión, un cupé, un 4x4, lo que quieras y donde quieras, pero nuestros socios parecen conseguirlo sin problemas. Es posible que nuestros Zipsters hayan empezado a hacer carsharing para hacer recados o irse de excursión fuera de la ciudad. Sin embargo, al final hay algo en ese sentimiento de libertad al que nadie puede resistirse. Conoce a estos verdaderos Zipsters, sus verdaderos Avancar y sus verdaderas historias que quieren compartir.

ziptrips

Ian C., San Francisco Bay Area

Avancar en Baker Beaker

Esta es una foto de un viaje reciente a Baker Beach en San Francisco. Fue durante el cumpleaños de mi novia Christine (la de la foto); alquilé un MINI amarillo durante medio día y pasé a buscarla por el trabajo para ir a pasar un día divertido a la playa. También le compré un girasol amarillo y una botella de limonada que hacía juego con el coche... le encantó.

Ian C.
San Francisco Bay Area
Joshua M., Boston

Aventuras de un abogado skater

Los coches me llevan a mis dos principales destinos: la cárcel y el parque para patinar. Entre semana, soy abogado de inmigración, por lo que tengo que visitar a mis clientes en la cárcel por toda Nueva Inglaterra. El fin de semana, patino. Hasta que no hicieron el parque para patinar en Boston, tenía que ir a los parques de las afueras. Ambas obligaciones me hacían salir de Boston. Si no tuviese un Avancar, los gastos de seguro y carburante que pagaría, no me dejarían disfrutar del sushi. Es así y lo voy a evitar mientras pueda.

Joshua M.
Boston
Claire S. and Chris H., Washington DC

El coche de las escapadas

Avancar jugó un papel importante el día en el que me casé. Mi marido y yo somos socios en Washington DC, pero nos casamos a las afueras de Chicago, en mi ciudad natal. Reservamos un MINI Cooper que se convirtió en un coche de escapada fotogénico y estupendo para el día de la boda en el lago Míchigan. El dinero que ahorramos en el alquiler del coche lo invertimos en la música, la comida y la luna de miel. ¡Gracias Avancar!

Claire S. and Chris H.
Washington DC
Carrie C., Pittsburgh

Luces, cámara, ¡Avancar!

¿Qué haces cuando tienes que rodar una película en 48 horas y no dispones del tiempo suficiente para grabar en un coche y llevar todo el equipo? Bien, si eres un productor avispado y socio de Avancar como yo, te coges un Subaru Impreza de cinco puertas, lo cargas y acción.

Formaba parte de un equipo pequeño pero ambicioso de cineastas que había participado en un proyecto de cine de 48 horas en Pittsburgh. El viernes a la noche, se nos asignó un género (película en carretera), personajes que debían aparecer, un escenario y un argumento. En sólo 48 horas, tuvimos que escribir, filmar y editar un corto que incluyese todos estos elementos. Durante 24 horas, mi Avancar fue el coche de ayuda a la producción, llevábamos en él todo el equipo mientras grabábamos por la ciudad. Superamos con éxito las 48 horas de película en la carretera, se titulaba "Complicaciones", pero gracias a Avancar y disponer de otro coche cuando lo necesitábamos no complicó las cosas.

Carrie C.
Pittsburgh
Mike and Meg, New York/New Jersey

Altamar

Tras un verano sofocante, ocupado por los horarios de trabajo y reduciendo los balances de cuentas, mi novia y yo estábamos ansiosos por salir de la ciudad. El 13 de octubre nos despreocupamos de la economía y compramos un velero.

Meg encontró el velero perfecto en Dinghy Shop (Amityville, Nueva York)... un Laser que apenas se había utilizado, sólo una vez. Habíamos planeado el sábado perfecto... iríamos a Amityville a recoger el velero, haríamos un pequeño viaje por el límite que bordea Noroton, Connecticut, donde estaba programada una regata de Laser para ese día, y después, visitaríamos el Club náutico de Cedar Point donde Meg había decidido guardar el velero durante la fría temporada de invierno. ¿El único obstáculo? No es tan fácil navegar un velero I-95.

Sólo faltaba sacar tarjeta Avancar. Marcamos Zipcar como favorito en mi portátil e introdujimos nuestra información... Llegamos a Amityville sin darnos cuenta. Cuando vimos el velero nos percatamos de que "había un problema"... Pero somos decididos y creativos, y Meg es genial haciendo nudos (mira la foto)

Gracias Avancar. Sois los mejores.

Mike and Meg
New York/New Jersey
Diane M., Boston

Un MINI para mi madre.

Mi madre siempre soñaba con montar en su coche favorito... el MINI. Hasta ahora con Avancar, no se había visto cumplido el sueño de mi madre de poder montarse en su coche favorito. Un bonito día de octubre, mi marido y yo la cogimos para llevarla a Harvard Square. Salí del garaje y encontré el coche esperándonos donde nos habían dicho que estaría. Moví la tarjeta mágica y las puertas se abrieron para mí. Me subí y lo conduje hasta fuera, donde soné el claxon; la verdad es que sorprendí a mi madre con aquel MINI rojo, su color favorito. Fue increíble... nunca antes se había montado en un coche descapotable. Madre e hija íbamos con una gran sonrisa en aquella cálida tarde de otoño, un día para disfrutar del color otoñal y un tiempo juntas. Gracias Avancar, por haber hecho este sueño realidad.

Diane M.
Boston
Amy M., Rutgers University

La compra se convierte en un paseo por la playa

Cada 3 semanas cogemos un Avancar un día para ir a hacer la compra. La última vez que cogimos uno, el día era tan bueno que decidimos ir a la playa. Afortunadamente, ningún otro socios de Avancar había reservado el coche para el resto del día, por lo que lo reservamos durante más tiempo y terminamos en la playa más bonita y tranquila de New Jersey.

Nunca antes habíamos ido a la playa, estaba como loca. ¡Hasta encontramos una estrella de mar que trajo la marea! Me hizo sentir como si volviese a tener 5 años, esto no pasaría si no pudiese disfrutar de un Avancar.

Amy M.
Rutgers University
Sally J., Chicago

El Mustang de Sally

Me llamo Sally y siempre he querido un Mustang. De verdad, desde que tenía 4 años quería uno, no paraba de dar la lata. Ya puedes imaginar cómo estaba cuando Avancar añadió un coche rojo descapotable Mustang a su colección, me faltó tiempo para reservarlo.

No estoy bromeando, me puse una pañoleta, invité a tres amigos y condujimos todo el día por Lakeshore Drive, cantando aquella canción. Sí, un poco absurdo pero mira, lo pasamos bien. El día terminó y tuve que poner "los pies en la tierra", pero lo repito de vez en cuando. Bueno, soy Sally, vamos Sally, vamos.

Sally J.
Chicago
Justin F., Portland

Parque nacional Crater Lake

Mi novia y yo utilizamos un Avancar con base en Portland para ir al parque nacional Crater Lake en Oregón. Después de una larga caminata a la cumbre de Mt. Scott, el pico más alto del parque, descansamos en una de las muchas vistas panorámicas. Antes de que se bajase, salí del coche y saqué esta foto. Es posible que os haga ilusión. Gracias por este gran producto.

Justin F.
Portland