Avancar.es

Car Sharing & Ecomovilidad

Categoría: Compartir Coche

¿El Car Sharing es una buena alternativa a la compra de un vehículo propio?

Sin duda esta pregunta se la hacen millones de personas cada año en todo el mundo. Desde que comenzó la moda del fenómeno “car sharing” (compartir coche) muchos grupos de amigos se han planteado compartir coche por días y por tanto repartir los gastos que genera el vehículo: seguro, ITV, desgaste de piezas y el mantenimiento en general del coche. Esta alternativa puede ser muy buena si no necesitamos el vehículo muchas horas al día todos los días de la semana. Si tenemos que utilizar el coche algunas veces a la semana para temas puntuales o salidas concretas puede ser una alternativa muy buena a la compra de un vehículo propio para ahorrarnos los costos completos del coche.

Hay muchas estadísticas que ponen en relieve que la mayoría de gente que tiene un coche o más en propiedad casi no lo utiliza entre semana y solo hace uso de él para ocasiones muy concretas y solo los fines de semana. Este perfil peliculas porno de gente es muy común sobretodo en las ciudades grandes donde la gente tiene muchas alternativas de transporte público y le resulta mucho más practico desplazarse por la ciudad en metro o autobús que coger su propio para desplazarse por las calles de la ciudad hasta llegar a su puesto de trabajo y tener que buscar aparcamiento con el coste de tiempo y dinero extra gastado que esto conlleva.

Incluso como todos estamos pudiendo ver en las ciudades de toda España el transporte por bicicleta o patín eléctrico cada vez e más popular y miles de personas optan por este tipo de transporte para desplazarse por las calle de su ciudad. Este fenómeno también es debido a la gran inversión que están haciendo los ayuntamientos en adaptar la ciudad con carriles especiales para bicicletas y vehículos de dos rueda eléctricos en general. Esto último sin duda a animado a muchas personas a comprarse o alquilar una bicicleta para ir al trabajo, hacer la compra o hacer tus recados en general.

Como hemos comentado más arriba esto último ha tenido un gran impacto en muchas personas que han optado por el “car Sharing” como método de transporte confiando en empresas del sector que se dedican a poner a disposición de sus clientes coches con todos los gastos incluidos (gasolina, ITV, reparaciones, piezas, Seguro, etc…) a cambio de ser socios de la empresa y pagar una cuota mensual que suele rondar los 100 euros donde hay algunas limitaciones como el número sexo gratis de kilometro que se pueden hacer por semana o algunas restricciones como no poder salir de España con el coche.

De todas maneras si estás realmente interesado puedes encontrar todo tipo de cuotas que se adapten a tus necesidades. Realmente como hemos comentado más arriba si necesitas un vehículo de cuatro ruedas unas pocas horas a la semana, el “car Sharing” puede ser un alternativa muy buena a la compra de un vehículo propio. Por unos cien euros al mes de cuota mínima podrás recorrer unos 80 Kilómetros a la semana tranquilamente sin tener que preocuparte de nada más que conducir y disfrutar de la carretera sin sorpresas ni costes de última hora.

¿Cómo funciona el “Car Sharing” en España?

El fenómeno “Car Sharing” sin duda ha venido para quedarse como una buena alternativa a la compra de un vehículo propio. Si quieres disponer de un coche cuando quieras sin tener que comprarlo ni preocuparte de los gastos de mantenimiento ni reparaciones de última hora, el fenómeno de compartir coche es para ti sin ningún tipo de duda. Ahora que ya tenemos tu atención te preguntarás; ¿Cómo funciona el car sharing en España y como puede comenzar a usar un coche compartido en mi ciudad? Pues esta pregunta te la vamos a comenzar a responder ahora mismo para que dentro de un rato ya puedas comenzar a moverte por las calles de tu ciudad con un coche compartido por unos pocos euros al mes y sin complicaciones de ningún tipo. Primero de todo tenemos que comentarte que existen varias empresas como

Avancar que son especialistas en el sector y cuentan con una de las mayores flotas de coches repartidos por la principales ciudades españolas como Barcelona, Madrid o Valencia. Cuando tengas decidido cuál va ser tu empresa de car sharing preferida sólo tendrás que descargarte la app en tu smartphone y comenzar el registro con una dirección de email y tendrás que enviar a la empresa a través de la app unas fotos por delante y por detrás de tu DNI y de tu carnet de conducir español para poder completar el registro y comenzar a conducir uno de sus coches compartidos. Este proceso tiene que pasar por una validación a cargo de uno de los empleados de la empresa o en algunos casos puede ser automático si la empresa en cuestión dispone de I.A de validación de documentos.

En el peor de los casos tu validación puede tardar un máximo de 24 horas normalmente en días laborables, si hacemos el registro durante fiestas o en fin de semana la validación en cuestión se puede alargar unas horas más. Te recomendamos que seas previsor y lo hagas con dos o tres días de antelación antes de planificar tu primera salida con un coche compartido de algunas de las empresas que hay en el mercado actualmente como Avancar.

Cuando tengamos el registro operativo y con una tarjeta de débito o crédito registrada junto con nuestro DNI y nuestro permiso de conducir español ya podremos seleccionar nuestro “car Sharing” estacionado más cercano para ir hacía él y poder conducir. Este proceso de localización del vehículo más cercado se hace a través de la app con un sistema gps que tiene el coche incorporado, así que no tendrás problema para saber donde está tú coche exactamente. Cuando estemos delante del coche solo tendremos que seleccionar “abrir vehículo” en nuestra aplicación móvil y el coche por arte de magia nos dará paso al interior para ponernos delante del volante.

Normalmente los vehículos compartidos que hay a disposición de los clientes son modelos de cuatro plazas de un tamaño pequeño muy similares a lo que podrías ser un Ford Focus o un Toyota Yaris. Estos modelos han sido seleccionados por estas empresas para poder ser cómodos por ciudades como Barcelona o Madrid. Una vez hayas realizado tu trayecto solo tendrás que estacionar el coche legalmente en el calle y olvidarte de él sin ningún tipo de problema a la espera de que llegue otra persona y lo utilice para sus desplazamientos al igual que has hecho tu. En esto consiste la magia del car sharing.